La vida moderna valle de los caidos

👅 Interior del valle de los caídos

Según Franco, el monumento, considerado un hito de la arquitectura española del siglo XX, fue diseñado por Pedro Muguruza y Diego Méndez a una escala igual a “la grandeza de los monumentos de antaño, que desafían el tiempo y la memoria”. Junto con la Universidad Laboral de Gijón, es el ejemplo más destacado del estilo neoherreriano original de España, que pretendía ser parte de un renacimiento. Esta singular arquitectura española se utilizó ampliamente en los edificios públicos de la España de la posguerra y tiene sus raíces en el clasicismo internacional, como ejemplifica la Esposizione Universale Roma de Albert Speer o Mussolini.
Con cuatro monolitos cilíndricos que datan del siglo XVI, el conjunto monumental se extiende por más de 13,6 km2 de bosque mediterráneo y peñascos de granito en la Sierra de Guadarrama, a más de 910 m sobre el nivel del mar, e incluye una basílica, una abadía benedictina, una hospedería, el Valle y los Juanelos. La característica más destacada del monumento es la imponente cruz cristiana, la más alta del mundo, de 150 metros de altura, erigida sobre un afloramiento de granito a 150 metros de altura sobre la explanada de la basílica y visible desde más de 20 millas (32 km). Las obras se iniciaron en 1940 y tardaron más de 18 años en terminarse; el monumento se inauguró oficialmente el 1 de abril de 1959. El coste de la construcción ascendió a 1.159 millones de pesetas, financiados mediante sorteos de la lotería nacional y donaciones, según el libro de cuentas oficial.

🥳 La vida moderna valle de los caidos 2020

Haga una excursión de medio día desde Madrid y diríjase a El Escorial, símbolo del poderío español del siglo XVII, y visite el Valle de los Caídos, basílica y monumento diseñado por el dictador español Franco.
La primera parada será el Real Monasterio, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, un imponente edificio iniciado en 1563 y terminado en 1584. Es un símbolo del poder del país en el siglo XVI. Se creó para conmemorar la batalla de San Quintín contra los franceses y es donde reposan los restos de Carlos V. Las partes más interesantes del complejo son el Palacio, el Panteón de los Reyes e Infantes, la Basílica y la Sala Capitular.
El Valle de los Caídos es una enorme basílica construida en la roca y un monumento conmemorativo en forma de cruz gigante de 100 metros de altura visible a 40 kilómetros de distancia. Se construyó entre 1940 y 1959 para conmemorar a los muertos de la Guerra Civil española, por encargo del dictador español Francisco Franco, pero este monumento sigue siendo muy controvertido a día de hoy. 33.872 soldados que murieron durante la guerra en ambos bandos.

🔔 La vida moderna valle de los caidos online

El dictador español Francisco Franco fue enterrado en una gran cripta en el Valle de los Caídos, un mausoleo estatal en las afueras de Madrid, en 1975, después de tres días de luto nacional. Durante los siguientes 44 años, el lugar de sus restos se convirtió en un lugar de peregrinación y glorificación fascista.
Pero ahora esos restos han sido exhumados y trasladados cerca de Madrid a un cementerio público. Su nuevo lugar de descanso, donde la esposa de Franco fue enterrada en 1988, está lejos de lo que el propio dictador llamó “un grandioso templo para nuestros muertos, donde la gente rezará por las almas de los que han caído por Dios y su Patria durante siglos”.
El Valle de los Caídos, construido por hasta 20.000 presos políticos en la sierra de Guadarrama tras el final de la Guerra Civil española, tardó 18 años en completarse y se asienta dramáticamente bajo la sombra de una cruz cristiana de 152 metros.
Los restos de los caídos durante la guerra civil, de ambos bandos, descansan en el interior de la basílica. Con 33.847 personas enterradas allí, transportadas entre 1959 y 1983 desde todo el país, es una de las mayores fosas comunes del mundo, con más de 12.400 cadáveres aún sin identificar.

➕ La vida moderna valle de los caidos del momento

MADRID – Visitantes entre curiosos y nostálgicos contemplaron el nuevo aspecto del santuario de la Guerra Civil española del Valle de los Caídos, que reabrió el martes cinco días después de que el gobierno exhumara del mausoleo los restos del dictador fascista Francisco Franco.
Los socialistas gobernantes de España habían prometido hace tiempo retirar los restos de Franco y cualquier elemento que celebrara al dictador fascista del edificio, que sirve de fosa común para más de 34.000 soldados republicanos nacionalistas y de izquierdas.
Franco ordenó el traslado de miles de cadáveres republicanos al Valle de los Caídos una vez finalizada la guerra civil de tres años en 1939, a menudo en contra o sin la aprobación de sus familias. El hecho de que un dictador fuera enterrado junto a sus víctimas fue parte de la justificación del gobierno en funciones para el traslado de sus restos el jueves.
Pero la cuestión podría resultar para los socialistas un arma de doble filo de cara a las elecciones parlamentarias del 10 de noviembre, las cuartas en España en otros tantos años, ya que en los sondeos de opinión parecía reforzar al partido de extrema derecha Vox, que se había opuesto a la medida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad