Seguridad al hablar

🔉 Tarjetas de conversación sobre seguridad

¿Inspira usted a los miembros del equipo a hablar en voz alta, tanto como cree que lo hará la próxima tripulación? La Dra. Lynne McKinlay, instructora médica superior del Instituto Cognitivo, analiza por qué la escucha y la facilidad con la que los trabajadores pueden tanto hablar como ser hablados pueden ser los aspectos más críticos de una cultura de “hablar alto”.
En la literatura médica es evidente que alzar la voz por la seguridad es tan relevante y exitoso para la seguridad del paciente en términos de salud como lo es para la seguridad de la aviación, la industria de la energía nuclear, la fabricación y la seguridad en el trabajo. ¿Pero estamos aprendiendo a escuchar?
La psicóloga organizacional Elizabeth Morrison1 utiliza el término “voz de los empleados” para referirse a la “comunicación informal y discrecional de ideas, sugerencias, quejas, conocimientos sobre problemas u opiniones sobre cuestiones relacionadas con el trabajo por parte de un empleado a personas que pueden tomar medidas efectivas para lograr avances o cambios”. Para explicar por qué una persona puede elegir la voz (hablar) o el silencio, creó un modelo. Es más probable hablar cuando el interlocutor percibe que beneficiará a los demás, pero si cree que no tiene sentido, preferirá el silencio. Sólo toman una decisión antes de que alguien dé voz a una preocupación. A esto lo llama el “cálculo de eficacia y protección”. Sopesan la posibilidad de que su desafío tenga éxito frente al riesgo de hacerlo. A medida que aumentan sus evaluaciones de eficacia y protección, es más probable que los individuos elijan la voz (hablar), y más probable que permanezcan en silencio a medida que disminuyen. Un intento anterior de hablar sin éxito puede inclinar la balanza sobre cualquier ventaja de hablar en favor de mantenerse seguro (seguridad laboral, credibilidad o relaciones).

😂 Seguridad al hablar 2020

La mayoría de los profesionales de la medicina y la enfermería han tenido alguna experiencia de vacilación a la hora de hablar cuando ven un riesgo para la seguridad, independientemente de su estatus o especialidad. Incluso si el profesional médico es plenamente consciente del posible riesgo para el paciente, puede considerarse una opción “segura” permanecer callado. En una encuesta a gran escala, el 50% de las enfermeras identificaron situaciones en las que podrían haber hablado, pero sólo expresaron su preocupación en el 10% de las ocasiones.
Denunciar se describe como “plantear las preocupaciones de los profesionales sanitarios en beneficio de la seguridad del paciente y de la calidad de la atención cuando se advierte o se toma conciencia del comportamiento peligroso o inadecuado de otros en un entorno hospitalario dentro de los equipos de atención sanitaria”.
Hay una serie de factores que influyen en el hecho de que un individuo hable o no; personales (como la edad o la personalidad), organizativos (como el lugar en la jerarquía) y contextuales (como las políticas y la cultura de seguridad de la organización). Se sugiere que las variables contextuales son la principal razón por la que los trabajadores permanecen callados. En un estudio cualitativo realizado en EE.UU., las tres razones principales por las que los trabajadores no expresaban sus preocupaciones o problemas eran el miedo a ser considerados negativamente, la sensación de no tener suficiente experiencia o permanencia para hablar, y la consideración de que su empresa tenía un sistema burocrático opresivo y/o un ambiente insolidario.

🤟 Seguridad al hablar en línea

Los conductores de quitanieves trabajan muchas horas para mantenernos seguros limpiando nuestras carreteras y autopistas, y a veces durante la noche. Se merecen nuestro respeto y nuestra gratitud.
¿Qué necesitan aprender los jóvenes sobre la protección auditiva? Los jóvenes que se incorporan al mundo laboral necesitan saber que el uso de audífonos evitará la pérdida de audición temprana y permanente causada por el ruido.
Susan Main, escritora afincada en Vancouver, BC, habla de MeI. Desde que comenzó este blog en 2010, he hablado con cientos de personas de diversos sectores sobre salud y seguridad, y muchas de sus historias se quedarán conmigo para siempre. Tenga en cuenta que no soy un profesional de la salud y la seguridad y que las opiniones de mi patrocinador, WorkSafeBC, no son necesariamente las que comparto yo, las personas sobre las que escribo o mis lectores.

✳ Seguridad al hablar online

Hablar de seguridad debería ser sencillo. Dado que redunda en el interés de todos, no debería ser más conflictivo que abordar el tema del tiempo. Entonces, ¿por qué es difícil responder al tema y por qué los consejos de seguridad parecen caer siempre en saco roto, tanto si los proporciona un profesional de la seguridad como si se discuten entre los compañeros de trabajo en primera línea? El problema puede estar, según los expertos, menos en el mensaje y más en la distribución.
Ofrecer un consejo no solicitado puede ser una experiencia incómoda, sobre todo si las personas no están seguras de qué decir o cómo decirlo. Según la psicóloga organizacional Susan L. Koen, líder de la práctica y consultora ejecutiva de DEKRA Insight, con sede en Oxnard (California), esta falta de confianza puede hacer que un trabajador sea reticente a decir algo a un compañero de trabajo.
Tradicionalmente se nos enseña a ser respetuosos, lo que también significa: “Guárdate tus opiniones y no hagas olas”, dice Koen. “En nuestra cultura, no se nos enseña a ser

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad